Los imprescindibles de la provenza (les villes)

Hoy te voy a destacar los pueblos y ciudades imprescindibles que no debes olvidar en tu ruta por la Provenza francesa.

La Provenza, es una región del sudeste de Francia que se extiende por todo el mediterráneo hasta los Alpes. Es famosa por los maravillosos paisajes pintados por autores como Cézanne y Van Gogh, pero también se la conoce por su lavanda, la Camarga y los olivos, entre muchas otras cosas más, así como también sus pueblos medievales y las ciudades históricas.

Arles

La ciudad se sitúa junto al cauce del río Ródano, en las puertas del delta más grande de Francia.

Su situación geográfica le dio importancia en la época del Imperio Romano, siendo pues los romanos quienes la engrandecerían y le otorgarían el prestigio que la ciudad aún goza en la actualidad. Hoy la ciudad forma parte del patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

No debes perderte el anfiteatro y el teatro romano de la ciudad. Puedes aprovechar para descubrir los rincones que Van Gogh pintó en sus numerosos cuadros. Se han indicado unos 10 lugares: la plaza del Forum, el puente de Trinquetaille, el muelle del Ródano (quai du Rhône), la plaza Lamartine, el patio del Espace Van-Gogh, y la carretera a lo largo del canal de Arlés a Bouc. El anfiteatro y la necrópolis de Alycamps aparecen también en varios de sus cuadros.

Orange

También debido a su posición geográfica estratégica, los Romanos dejan huella en Orange, conocida como la “Cité des Princes”.

Imagen de Siggy Nowak en Pixabay

Si te pareció impresionante el anfiteatro de Arles, no puedes perderte el de Orange: es el único teatro romano de Europa que aún conserva el muro de escena original, en muy buen estado: 103 metros de ancho y 36 metros de alto, junto al Parque de la Colina Saint-Europe. Antiguamente acogía miles de espectadores, pero aún hoy en día es un escenario único en el que puedes disfrutar de puestas en escena impresionantes o conciertos sinfónicos de reputación mundial.

No puedes olvidar fotografiar también el bonito Arco de Triunfo de la ciudad.

Avignon

Avignon fue la antigua residencia de los Papas, desde principios del siglo XIV. El palacio que se construyeron, no fue precisamente pequeño: es la más grande de las construcciones góticas de la Edad Media, calculándose que ocupa, en total 15.164 m2.

En julio, tiene lugar el más importante festival de teatro de toda Francia. Cientos de actuaciones tienen lugar por las calles de Avignon, muchas de ellas gratuitas.

Foto de Roelf Bruinsma en Unsplash

No te olvides de bailar en el puente de Avignon, como dice la canción: Sur le pont d’Avignon, on y danse, tous en rond… 😉

Marsella

Capital de la Región de Provence-Alpes-Côte d’Azur, esta ciudad cosmopólita y particular, dispone del puerto comercial más antiguo de Francia: el Vieux-Port. Éste comunica con el MUCEM, el Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterraneo, primer museo nacional ubicado fuera de París.

No debes perderte las vistas desde lo alto de la Catedral de Notre-Dame de la Garde, “la Bonne Mére”, desde donde disfrutarás de una panorámica de la ciudad de 365º.

Imagen de Julian Hacker en Pixabay

Para más información sobre Marsella, pincha aquí.

Aix-en-Provence

La primera vez que fui a visitar Aix, la verdad que como ciudad, no me aportó gran cosa. El casco antiguo es peatonal y es muy agradable, lleno de tiendas para hacer shoping. Pero realmente, no esperes encontrar mucha cosa que visitar que te impresione. Eso sí, si te gustan los museos y el arte, esta ciudad es imperdible.

Aquí podrás encontrar el taller de Cezanne y su antigua finca, en la Bastida del Jas de Boufan. Y lo que es impresionante, son las antiguas Canteras de Bibemus, muy recomendadas (reserva con antelación).

Gordes

La Provenza está llena de pequeños pueblos, cada uno con su encanto, y entre ellos, destacan varios como es el caso de Gordes.

Se trata de un pueblo colgado de una colina, asomado a ella, entre un paisaje de valles y montañas. El pueblo lo visitas en unas pocas horas, tranquilamente. Pero puedes aprovechar para tomar tu foto de postal desde el mirador que hay en las afueras, cuando vayas camino del Village de Bories o la Abadía de Sénanque.

Lourmarin

Lourmarin es conocido entre todos los pueblos vecinos por ser el pueblo de artistas y artesanos. Etiquetado como “uno de los pueblos más bellos de Francia“, cultiva un estilo de vida provenzal con sus terrazas sombreadas, restaurantes y tiendas.

Lourmarin te anima a caminar por sus calles serpenteadas, y a visitar la fortaleza y su bonito castillo del siglo XV. En verano es uno de los pueblos con más ambiente de la zona, todo muy chic.

Les Baux de Provence

También etiquetado como “uno de los pueblos más bellos de Francia”, este curioso pueblo hay que observarlo detalladamente de lejos primero y después pasear por él. En lo alto de las colinas, sobre las canteras abandonadas y con la mirada puesta en el mar Mediterráneo, se encuentra la ciudadela medieval, que es uno de los destinos turísticos más conocidos de la zona.

Puedes visitar el castillo, pero no debes olvidar visitar las proyecciones de la pedrera (Carrières de Lumière).

Et voilà ! Esepero que hayas disfutado de mi selección. Y por supuesto, como siempre digo, no dudes en consultarme para cualquier cosa si estás interesado en pasarte por aquí.

Allez ! Bisous !

Deja un comentario

Acepto la Política de privacidad