Foto de Bebé creado por freepik

Estar embarazada

Si no hace mucho que te has mudado a Francia y resulta que estás embarazada, lo primero: ENHORABUENA, y lo demás, te lo explico a continuación.

A partir del momento en el que una mujer se queda embarazada, ésta tiene que realizar una serie de gestiones para poder beneficiarte de las ayudas y de tus derechos como gestante. Creo que la diferencia principal entre Francia y España, reside en la organización del sistema sanitario, que hace que en España te despreocupes de todo y disfrutes del embarazo.

👉 En cambio, en Francia, debes encargarte tú de organizar tus visitas, analíticas y papeleo.

En mi caso, tengo dos hijos: uno nacido en España, y otro en Francia. Y aquí, en el país de Astérix, la sanidad no luce por su buen funcionamiento. Pero no te quiero confundir: yo me refiero a la organización en general, no a la calidad del servicio. Confía en mí, se de lo que hablo: he trabajado de enfermera en ambos países, y te puedo hacer una buena comparativa. Pero no se trata de eso hoy, se trata de tí.

Embarazada, tienes derechos, pero también obligaciones

Si estás trabajando ya en Francia, y te has quedado embarazada, desde ese momento en el que tú sabes que estás esperando un bebé, estás protegida en el trabajo.

🚨 No estás obligada a informar en tu trabajo que estás embarazada, hasta el momento de irte de baja maternal.

La ley dice que tampoco estás obligada de anunciarlo en el momento en que te contratan (sin importar si el contrato es indefinido o de duración determinada) ni durante la duración de tu contrato de trabajo, si este es de duración determinada.

👉 Eso sí, si no informas, no estás protegida, y no te puedes beneficiar de las ventajas legales o inconvenientes de ello, como la protección ante el despido laboral, autorización para absentarse en el trabajo para ir a los controles médicos, o reducción del tiempo de trabajo

Como mujer, pero también como madre, tienes también tus obligaciones, que no comienzan en el momento del nacimiento, si no de la concepción: debes cuidar tu alimentación y tu salud, y acudir a las visitas médicas cuando sea necesario, tienes que intentar dejar de fumar, y por su puesto, no debes beber alcohol o tomar drogas. Esto ya no es sólo cuidar de tí, si no que con estos cambios cuidas de tu futuro bebé, que como todos, queremos que venga con la mejor salud posible.

Como te vengo explicando, ser padres se acompaña por un conjunto de derechos y obligaciones, los cuales están incluso definidos en el Código Civil: “La unidad parental es un conjunto de derechos y obligaciones que tienen por finalidad el interés del niño. Son los padres quienes deben protegerle para ofrecerle seguridad y salud y garantizar su educación y permitir su desarrollo como persona”.

El seguro de embarazo: “l’Assurance Maternité

Desde enero del 2016 toda persona que reside en Francia de manera estable y regular después de al menos tres meses, tiene derecho a beneficiarse de este seguro.

Él te permitirá cubrir una parte de los gastos que implica el embarazo y el nacimiento de tu hijo. Además, te permitirá no pagar los exámenes prenatales obligatorios y otros exámenes (como por ejemplo las analíticas) a partir del primer día del sexto mes, la hospitalización para el parto, etc.

Sobre el tema de las ayudas económicas para después del nacimiento, hay una serie de requisitos que deberás cumplir si quieres tener derecho a ellos, como haber cotizado y trabajado en Francia. Pero infórmate, por que si no has trabajado tú, igual tu pareja sí que tiene derecho.

Imagen gratuita de @BRUNA_BRUNAen Pixabay

Embarazada en Francia: Qué hacer

En España, en cuanto te quedas embarazada, llamas a tu ambulatorio y ellos te lo gestionan todo. Rápidamente tienes tu agenda llena de pruebas, que si la ecografía, la analítica, el ginecólogo…

Aquí, en Francia, la vez que me quedé embarazada, no supe que hacer. Así que me dirigí al hospital donde yo sabía que había servicio de maternidad. Y acerté.

⚪️ En cuanto sabes que estás embarazada, debes inscribirte en un Hospital Maternal, o una Maison de Santé Pluridisciplinaire (MSP), que es similar a lo que sería un ambulatorio con especialistas, en España. Aquí te programarán tu primera visita con el ginecólogo, o comadrona, que te confirmará el embarazo y te dará la hoja de Déclaration de Grossesse.

En este caso, es posible consultar con el gine o comadrona sin tener que pasar por el médico de atención primaria, que aquí se llama médecin généraliste.

🚨 Esta primera visita debe efectuarse antes del tercer mes de embarazo.

Así pues la hoja de “declaración de embarazo” que el médico te habrá dado, es muy importante: y debes presentarla en la Caisse d’allocations familiales (CAF), antes de las 14 semanas de embarazo.

Se está luchando por la informatización del sistema, y puede ser que lo haga todo el médico / comadrona a través del ordenador, sin que tú tengas que realizar esta gestión. Consúltale si él no te informa al respecto, ya que si se ha olvidado de rellenarte la hoja y tú no la envías, no recibirás ayudas de ningún tipo.

Cuando te pases por la CAF, si es el caso, aprovecha para informarte si tienes derecho a las ayudas económicas que ofrecen. Éstas son:

  • La Prime à la naissance. Ayuda económica que se recibe después del nacimiento. Ella depende de tus ingresos (si has cotizado mucho el año anterior, no te tocará) y del número de hijos que tienes.
  • L’allocation de base de la Prestation d’accueil du jeun enfant (Paje). Es una ayuda económica mensual hasta los 3 años de edad, para garantizar el cuidado del niños y los gastos que derivan de él. Esta ayuda también depende de tus ingresos, pero nada tiene que ver el cálculo con el de España.

Una vez hayas realizado la primera visita, te explicarán los siguientes exámenes a pasar, los cuales son de carácter obligatorio.

Días después de esta primera visita, recibirás en casa el carnet de santé maternité, que es una especie de guía sobre tu embarazo.

El embarazo mes a mes

Durante tu embarazo realizarás 7 visitas médicas con sus exámenes respectivos.

1. Antes del final de tercer mes

Como ya he dicho antes, los primeros meses tienen una gran importancia: debes declarar el embarazo en la CAF para poder recibir las ayudas que te toquen, y esto tienes que hacerlo antes del final del tercer mes de gestación.

La hoja es similar a la que podrás descargar en el siguiente enlace. Las hojas azules irán destinadas a la CAF, y la hoja rosa al seguro médico (l’assurance maladie): unas hojas para las ayudas, la otra para no pagar ciertas visitas médicas y poderte beneficiar de la prima de nacimiento (si cumples requisitos, ver aquí).

Lo que puedes esperar en esta primera visita médica más o menos es lo siguiente:

  • Analítica para determinar el grupo sanguíneo y rh sanguíneo (si es tu primer embarazo) y serología en busca de anticuerpos para ciertas enfermedades (rubeola, hepatitis B, toxoplasmosis… VIH).
  • Primera ecografía (echographie de datation), para conocer la fecha exacta de la concepción.
  • Frotis cervico-uterino, si no estás al día o si no disponen de toda esta información.

2. Cuarto mes de embarazo

La segunda visita tendrá lugar durante el cuarto mes de embarazo. Es también a partir de este momento que podrás comenzar a las actividades que se realizan para embarazadas.

Aquí en Francia, si no has pasado la toxoplasmosis, y por tanto, no hay defensas en tu cuerpo, las analíticas para la detección de esta enfermedad se realizan mes a mes hasta después del parto.

3. Quinto mes de embarazo

Durante el quinto mes se te realizará una segunda ecografía, la más importante de todas ellas. En ella se comprueba que todo está bien, la formación de los órganos, las malformaciones, el tallaje, etc, y podrás conocer el sexo si te interesa.

Aquí es bastante frecuente que la gente no quiera saberlo y espere al momento del nacimiento a saber la sorpresa. Yo desde el primer momento he necesitado saberlo para ponerle rápidamente el nombre y poderme comunicar con mi bebé de una manera más personal.

4. Sexto mes de embarazo

Durante este mes te volverá a tocar una analítica completa, otra vez, antes de ver al médico. Cada mes tendrás visita con el gine o comadrona, no hace falta que lo repita, no?

5. Séptimo mes de embarazo

A partir de este mes además, te beneficiarás de 7 sesiones gratuitas de preparación al parto. Estas las puede realizar tu médico o comadrona tanto de manera individual en su consultorio, como colectiva en la maternidad.

6. Octavo mes de embarazo

Este mes tendrás la tercera ecografía. Será la ultima vez que veas a tu bebé a través de la pantalla del ecógrafo, pero no la última que escucharás sus latidos. Esta ecografía permitirá a tu médico valorar la posición de la placenta y la posición de tu bebé en el útero, además de comprobar su buen desarrollo.

También durante este mes tendrás una visita con el anestesista: esta es obligatoria incluso si ni si quera deseas la peridural. Nunca se sabe lo que puede pasar, así que más vale prevenir que curar.

En esta visita es posible que te vuelvan a realizar una analítica para realizar una segunda determinación del grupo sanguíneo y del rh, para confirmar (aunque ya lo supieras) los resultados de la primera determinación.

7. Noveno mes de embarazo

Ya estás en la recta final del embarazo 😀 Las dudas acechan y los miedos nos invaden, pero todo será como tenga que ser, ni mejor ni peor. Lo más importante, es el objetivo, tener a tu bebé sano entre tus brazos (y que sea por mucho tiempo así).

Tendrás la última visita, los táctos vaginales de rigor, los últimos dopplers que te permitirán escuchar el corazoncito de tu bebé, con el rutinario control de peso, toma de tensión y control de proteinas en orina. Pero ya nada de eso importa, por que lo más importante está por llegar:

EL PARTO

Foto de @Luma_Pimentel en Unsplash

Disfruta de estos meses que se hacen largos, a veces insufribles con los mareos, las náuseas, el ahogo, el hinchazón de tobillos, la ansiedad y yo que se qué más… Disfruta, por que todo pasa, y cuando mires para atrás, sólo te quedará la añoranza de esa barriga y las pataditas que te daba ☺.

Todo lo demás ya lo habrás olvidado.


Solo me queda decirte que las visitas no se acaban con el parto, que existe un postparto, un largo postparto con un bebé a tu cargo, en el que tendrás una visita obligatoria alrededor de las 8 semanas, en las cuales te recetarán la rehabilitación del suelo pélvico, súper importante. Pero de esto hablamos en otro momento.

Por ahora, si estás embarazada, disfuta del embarazo.

No dudes en dejarme cualquier comentario. Me hace feliz leerlos y contestarlos.

Allez ! Bisous !

6 comentarios en “Estar embarazada”

Deja un comentario

Acepto la Política de privacidad