Primeras gestiones para vivir en Francia

Qué necesitas hacer y tener si quieres irte a emprender en Francia.

Hoy te quiero explicar de manera resumida las gestiones administrativas que tendrás que realizar para poder ir a vivir al país vecino. Éstas serán diferentes en función de si eres ciudadano perteneciente al Espacio económico europeo (EEE) o a otro país, de fuera del EEE. Como ya he dicho anteriormente, aprender el francés al mismo tiempo que haces estas gestiones, puede ser un elemento esencial. En Francia se conoce como Francés Lengua Extranjera (Français Langue Étrangère – FLE) a los cursos de francés para no-francófonos. Puedes aprenderlo en tu país de origen, lo cual te ayudará con las traducciones, o una vez aquí, mientras haces los trámites que te permitirán trabajar.

Si eres ciudadano del EEE

El Espacio económico europeo (EEE) es el resultado del acuerdo entre países miembros de la Unión Europea (UE) y de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), excepto Suiza. Son un total de 31 países de los cuales 28 pertenecen a la Unión Europea. Los otros tres son Islandia, Noruega y Liechtenstein. Este acuerdo garantiza la libre circulación de mercancías, servicios, capitales y personas entre estos 31 países miembros. Si tienes la nacionalidad española, dispones de libre circulación entre estos países. Pero sobre todo, lo mejor de este acuerdo, es que te permite acceder libremente al mercado laboral francés. Además, tus condiciones de trabajo serán idénticas a las de los demás trabajadores. Para venir a trabajar a Francia sólo necesitarás tu DNI y pasaporte en vigor. Con éste, puedes residir en Francia durante tres meses sin necesidad de solicitar la tarjeta de residencia: No es necesaria para trabajar en el país, pero una vez encuentres trabajo será conveniente solicitarla en la prefectura de policía correspondiente a tu domicilio. Hasta aquí, todo fácil ¿verad? 🤓 Lo complicado viene ahora: Buscar alojamiento, abrirse una cuenta bancaria y tener un número de teléfono francés. Estas tres cosas, son todas igual de importantes e igual de complicadas, ya que el disponer de dos de ellas, te facilita tener la tercera.

Conseguir una vivienda

A no ser que vengas ya con un contrato de trabajo desde España, y dispongas de mucho dinero, te va resultar misión imposible alquilar una casa o apartamento para ti o tu familia. Lo más fácil es optar por un alquiler compartido, al menos de manera inicial, hasta que tengas todos los requisitos que requieren un alquiler “más a tu gusto”. El alquiler compartido en Francia se conoce como colocation, y tus compañeros de piso, colocataires. Te recomiendo algunas páginas para que inicies tu búsqueda: Si tienes entre 16 y 30 años también puedes consultar la página de Union Nationale pour l’Habitat des Jeunes (UNHAJ). Alojarse aquí también puede ayudarte a buscar trabajo: La mayor parte de los adherentes al UNHAJ realizan actividades destinadas a ayudarte en la búsqueda de empleo (dónde buscar, a quien dirigirse, cómo hacer un CV, cómo preparar una entrevista de trabajo…). De todas formas, si estás decidido a pasar una temporada en Francia y ya has encontrado alojamiento, te recomiendo que contactes con el consulado de España de tu región para indicar tu nueva residencia. Muchas veces basta con hacer las gestiones por teléfono sin tenerte que desplazar. Estar inscrito en el consulado es indispensable para realizar trámites españoles,  como renovar tu DNI, solicitar la doble nacionalidad de tus hijos, y para el censo de habitantes en el extranjero. Por lo que respecta a el censo de habitantes en Francia, no existe como tal. Debes pasar por el ayuntamiento para inscribirte para votar, si lo deseas. Aunque sólo conseguirás votar en las elecciones europeas 😆.

Conseguir un número de teléfono

Si tienes ya un número de cuenta, podrás hacerte con un contrato domiciliando los pagos. Si no, te tendrás que conformar inicialmente con prepago. Las empresas más conocidas son Orange (equivalente a Movistar en España), SFR, Free y Bouygues. Puedes conseguir forfaits de internet (box) y telefonía a buen precio con llamadas a números fijos extranjeros incluidas, para no perder contacto con los tuyos 😉

Conseguir una cuenta bancaria

Para ello necesitas haber superado con éxito los dos apartados anteriores: debes disponer de un domicilio y un número de teléfono. Más o menos todas los bancos presentan unas ofertas similares para captar clientes. Suele estar bastante regulado por el estado, y básicamente la diferencia radica en los pagos por mantenimiento: los bancos físicos te harán pagar unos 50 euros anuales, mientras que en los online, esto te lo ahorras. Incluso las cuentas de ahorro están controladas por el estado, de manera que los intereses tampoco varían de un banco a otro.  Dicho esto,  decántate por el banco que más te convenza. Aunque la sucursal tenga oficinas, puedes realizar todas las gestiones para darte de alta por internet, sin tener un trato más limitado posteriormente en la oficina. Te nombro algunas sucursales: La banque postale,Crédit Agricole, BNP y LCL son algunas de las más importantes. Otras online: Boursorama, Fortuneo e Ing (de esta te acordarás por que está en España).

Si no eres ciudadano del EEE

Si este es tu caso, a groso modo, lo que necesitarás será un permiso de residencia que te permita quedarte más de lo que hace un visado de turismo. Para los demás trámites, no varía mucho más. Si te interesa saber más al respecto, no dudes en consultármelo dejando un comentario. También iré ampliando información sobre estos temas en los siguientes posts. Y me repito, no dudes en dejarme algún comentario sobre dudas o sugerencias.

Allez! Bisous!

1 comentario en «Primeras gestiones para vivir en Francia»

Deja un comentario

Acepto la Política de privacidad